• ok.png
  • MARATN.jpg
  • dfc.png
  • lego.png

Innovación metodológica

EDUCAMOS EDUCÁNDONOS DESDE LA REALIDAD

innova 1“La clave de renovación continúa en la educación teresiana está en sus educadores/as y en priorizar su formación. Las comunidades de aprendizaje son el clima donde los educadores se forman investigando sobre su práctica educativa”. Propuesta Educativa Teresiana.

Una educación que conduce a la formación de sujetos de encuentro y de transformación social precisa de educadores comprometidos con la práctica educativa, y con esta como objeto de investigación. Desde la acción-reflexión-acción ejercida en el aula durante el día a día, descubrimos los desafíos de una realidad plural y multicultural. Una realidad en constante transformación y cambio. Como educadores, acogemos las necesidades de nuestros alumnos para poder responder a este reto desde la renovación metodológica que la sociedad nos solicita. Estos cambios metodológicos provienen de ámbitos pedagógicos de diversa índole. No obstante, cada uno de ellos complementa nuestra labor educativa dando un paso más allá respecto a la educación tradicional, siempre sustentándose en uno o varios de los principios de nuestra Propuesta Educativa y dando respuesta a los múltiples aspectos que conforman la educación de la persona, tal y cómo la entendemos.

 

Metodología 2.0. Nuevas Tecnologías De La Información.

innova 2Nos encontramos inmersos en la sociedad digital y de la información. Los avances científico tecnológicos de los últimos años presentan nuevos desafíos tanto a nuestro alumnado como a nosotros como educadores; pero también nos proporcionan nuevas y eficaces herramientas. Nuestra visión educativa no contempla este cambio solamente posibilitando el uso y manejo de estas herramientas (conocidas como Tecnologías de la Información y Comunicación) en nuestro alumnado, sino proveyéndole de habilidades específicas y juicio crítico a la hora de utilizar las mismas.

El uso de estas nuevas herramientas propone una evolución en la percepción actual de la educación. Focalizando un papel cada vez más activo e importante del alumno en la construcción de su propio aprendizaje, y comprendiendo la figura del profesorado como maestro que guía en el descubrimiento en detrimento de la figura de único eje unificador de todos los conocimientos. La educación se vuelve más flexible, el conocimiento ya no está restringido, sino en constante actualización, y se persigue la utilidad del saber.

 

Trabajo Colaborativo

Esta metodología entiende las relaciones humanizadoras que son dadas durante el desarrollo de una tarea a nivel grupal como tan o más importantes que la propia planificación, ejecución y consecución de dicha tarea. Como docentes teresianos buscamos potenciar el encuentro entre nuestro alumnado. Su interacción. A través del trabajo colaborativo diario en el aula favorecemos en nuestro alumnado ese trato de amistad. Les aproximamos a las personas, aceptando y valorando sus diferencias y enriqueciéndose de ellas.

 

Comunidades de Aprendizaje

La visión de la educación que queremos construir se vive en organizaciones conformadas como Comunidades que aprenden. Aprenden en colaboración, interactuando con el medio y poniendo, sus miembros, los talentos alrededor del interés común. No basta que se intensifiquen los aprendizajes individuales, se busca el aprendizaje de todos los miembros participantes como una inteligencia colectiva y de forma cooperativa. Partiendo de este ideal nace nuestro proyecto “Grupos Interactivos”.

 

Inteligencias Múltiples

El presente curso escolar, y gracias a esa continua acción-reflexión-acción del docente, nos introducimos gradualmente en el concepto de las inteligencias múltiples en la escuela. Esta metodología parte de la Teoría de las Inteligencias Múltiples propuesta por el psicólogo, investigador y profesor estadounidense Howard Gardner.

En ella, Gardner, define la inteligencia como «capacidad de resolver problemas y/o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas». El psicólogo “amplía el campo de lo que es la inteligencia y reconoce que la brillantez académica no lo es todo. Es decir, a la hora de desenvolvernos en la vida no basta con tener un gran expediente académico.” Establece, además, que “todos los seres humanos son capaces de conocer el mundo de ocho modos diferentes; y que aprendemos, representamos y utilizamos el saber de muchos y diferentes modos.”

De la misma manera que cada alumno dispone de un ritmo de aprendizaje diferente, asumimos que aprende de forma diferente de acuerdo a sus capacidades. De esta manera, además de elaborar conocimientos a través de las fortalezas de nuestro alumnado, buscamos potenciar todas las habilidades o inteligencias que propone está teoría.